Novelas históricas para jóvenes lectores

Esta vez la recomendación viene para la franja de 12/13 años, fin de la primaria, comienzo de la secundaria. Edad complicada, sobre todo para intentar engancharlos con una lectura. La señora Norma Huidobro es un nombre conocido para ellos, a esta altura seguramente ya han leído “Juanita y el conejo perdido”, “”El misterio de la casa verde”, “El misterio del mayordomo”, “La casa de la viuda”, “El sospechoso viste de negro” y hasta “Sopa de diamantes”. Así que posiblemente no opongan resistencia a “El pan de la serpiente”, ambientada en los años de las primeras inmigraciones europeas, que interactuaban con aborígenes que sobrevivieron a la Campaña del Desierto y con familias patricias, de tradición criolla. Con esta interesante mezcla la autora construye un relato sólido, con capítulos cortos, ágiles, donde los misterios se van develando rápidamente, mientras de paso nos da un pantallazo de cómo pueden haber sido las cosas a fines de s. XIX en Buenos Aires. La amistad. como siempre es un valor que no claudica, aun cuando se ponga en riesgo el trabajo y hasta la vida.

Ed. Norma, $ 35

En breve, reseña sobre “La mujer del sombrero azul”, otra novela para jóvenes de la Huidobro.

Por otro lado, y más cerca en el tiempo, el chileno Antonio Skármeta (el de “Ardiente paciencia”, inmortalizado en el cine como “El cartero” y también el de “El baile de la victoria”, luego devenida película protagonizada por Ricardo Darín) desgrana la historia de un adolescente que debe exiliarse de Chile en 1973 y transitar el duro camino de ambientarse en Berlín a mediados de los ’70. Primeros amores, rivalidades y por supuesto amistades, un bonito composé entre los modismos chilenos y algunos vocablos en alemán, “No pasó nada” es un buen modo para introducir los conceptos de “democracia”, “gobierno de facto”, “golpe de estado” y recorrer un poco la historia sin que ese viaje se haga pesado, denso, espeso. Al final tenemos un glosario completo que puede ayudar a los lectores no sólo con palabras que parezcan ajenas, sino con el contexto cultural.

Ed. Sudamericana, $ 36

Después me cuentan qué tal les fue con estos “periplos del héroe”, como diría Joseph Campbell en “El héroe de las mil caras”. Pero este título ya pasa al mundo de los adultos. Hasta la próxima.

Silvina Rodríguez

Tierra de Libros online

www.tierradelibros.com.ar

Share
Publicado en Antonio Skarmeta, Norma Huidobro | Deja un comentario

¿Quién es, quién es? ¡Juegos de palabras ya!

¿Cuánta importancia se les da hoy en día a los juegos de palabras? ¿Cuánta, a los colmos y a los trabalenguas? Posiblemente las primeras rimas que uno recuerda, además de las canciones, tienen que ver con las primeras adivinanzas:

En alto vive,

En alto mora,

En alto teje,

La tejedora

También pudimos haber tenido la suerte de escuchar a María Elena en “El Adivinador”

La señora doña Lluvia

Se encontró con un señor

Le dijo: “No me despeines

La peluquita, por favor”.

Recuerdo con cierta nostalgia la palabra “retruécano”, que al fin y al cabo es sólo un juego de palabras con prosapia, linaje, estirpe. ¿Los chicos ahora pueden tener algún interés en este tipo de acertijos?

Se podría pensar que no, que en tiempos 2.0 (y quizás ya suene demodé el término) sus cabezas están plagadas de vertiginosos ratos compartidos con la PC, el IPad, las netbooks, las play stations, las Blackberries y los juegps que en estos aparatos encuentran.

Sin embargo, en la última feria en un colegio, tuvimos algunos títulos que hicieron furor (tengo que cuidar mi vocabulario o van a pensar que soy del ’30), a saber: Colmos, Trabalenguas, Cómo se llama la obra, Adivinanzas e Ilusiones ópticas. Unas inocentadas totales, dirán ustedes, pero muy efectivas a la hora de tener ganas de leer algo que no esté en una pantalla… Luego me di cuenta de que los libros de Silvia Schujer que tenían que ver con el tema (351 Adivinanzas para jugar, Palabras para jugar y Más palabras para jugar) también habían desaparecido rápidamente de las mesas, y que los padres preguntaban adónde había más. Ciertamente en los libros de Schujer hay además cuentos cortos, palabras cruzadas, acrósticos (no se hagan, no me digan que no recuerdan qué son), sopas de letras, y una parafernalia de juegos con palabras que no voy a describir. Pero sí voy a recomendar y mucho. Es más, hasta tiene un Palabras para jugar con los más chicos, que con CD incluido, permite del mismo modo escuchar canciones que refuerzan lo leído. O lo narrado. Porque claro está, para estos chicos de jardín que todavía no leen solos, es fundamental la figura del adulto, mediador y promotor de la futura lectura.

Por mi parte, ya los tengo todos.

Alta cual catarata

Y con cuello de novela

Para hacerle una corbata

Se usan cien metros de tela

(de 351 adivinanzas para jugar, de Silvia Schujer)

Silvina Rodríguez

Tierra de Libros online

Share
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

PRESENTACIÓN DE “ARBOL DE FAMILIA” DE MARÍA ROSA LOJO

Podrían ser las meigas gallegas, el machí o chamán Mirá Más Lejos o la mismísima María Héguiz, y todos juntos, conjurados por las páginas de María Rosa Lojo, los que hicieron que el sábado 5 de junio por la tarde pasáramos en Tierra de Libros una tarde mágica. Quien escribe, absolutamente tomada por la emoción de escuchar palabras viejas en una voz nueva, que convocaba, evocaba, invitaba a recordar, tuvo el placer de compartir con un auditorio atento, respetuoso y participativo la presentación de “Árbol de familia”.

En esta novela encontramos personajes entrañables, inolvidables, seres humanos con contradicciones, héroes cotidianos que vivieron el desarraigo como algo trágico. Un árbol puede ser también un entramado, sus ramas pueden formar una textura, en definitiva, un texto literario. De la mano magistral de la autora, donde nuestro idioma revive en todo su esplendor, tenemos el placer de leer historias de vida con las que sin duda nos sentiremos identificados. Más allá de pertenecer o no a las corrientes de inmigrantes de pre o posguerra. Más allá de ser españoles, o italianos, o polacos, o alemanes. El disfrute está garantizado.

Hablamos también de “Finisterre”, un texto que consideramos un poco “precuela” del libro en cuestión, novela epistolar e histórica, donde se entremezclan Oscar Wilde, Manuelita Rosas y la protagonista Elizabeth Amstrong, con los epígrafes de Rosalía de Castro y las coplas que se escuchaban cuarenta años antes en la pampa argentina, cuando el Restaurador gobernaba por primera vez estas tierras. En 1835 también había gente que cruzaba “La Mar Océana” como le gusta decir a María Rosa, desde Inglaterra a una Argentina en ciernes, ida y vuelta, una y otra vez. Y mientras se siguen tejiendo las historias. ¿Cuál será el delicado borde entre la ficción y lo real? ¿Cuántas cautivas gallego-irlandesas habrán pasado sus días aquí y luego se habrán vuelto a su otro lugar en el mundo, el fin de la tierra?

En este caso, lo cierto no importa, tan sólo lo verosímil. Y la autora logra que le creamos a pie juntillas. En “Finisterre” y en “Árbol de familia”.

En la presentación del sábado tuvimos una voz nueva, dije, Fue la de la actriz, cantante y narradora María Héguiz, quien nos encantó a todos. Sin excepción. Ella recreó momentos de “Árbol de familia” de un modo tan especial que hasta la autora, dicho por ella misma, creía estar escuchando las palabra escritas por otro…Ése es el hechizo que ejerce la Héguiz, al ponerse en el cuerpo de “La Embruxada”, “Margot”, “Julia” y especialmente “Doña Ana” en su diálogo final con su amiga Asunción.

El “finale” fue un brindis con Malbec, firma de ejemplares y la promesa de volver de ambas, autora y actriz, para la reedición próxima de “La princesa federal”. Que así sea.

Silvina Rodríguez

Tierra de Libros

Share
Publicado en Uncategorized | 1 comentario

REFLEXIONES SOBRE LITERATURA INFANTIL

No sé si todos estarán enterados, pero la literatura infantil, es decir, los libros que nuestros niños leen y que están especialmente escritos para ellos, son cosas de grandes. De adultos, o sea. Que este material sea digerible, entretenido, didáctico, metafórico, o el adjetivo calificativo que se les ocurra, es nuestra reponsabilidad. Éstas y otras cuestiones fueron objeto de la Jornada de Debate del libro y la lectura, organizada por Editorial La Bohemia en una sala de la querida Biblioteca Nacional. Fue regocijante ver a tanta gente del “palo”, me gusta decir a mí, a saber: bibliotecarios, docentes de todos los ciclos, editores y por qué no, libreros. En tal carácter me tocó formar parte de un panel que se las traía: Estela Vega, biblotecaria marplatense con programa radial desde donde organiza todo tipo de movidas culturales relacionadas con el libro (por ejemplo se va personalmente a entregar a cada una de las parturientas del Hospital un libro para que inicien a los bebés como lectores, una idea maravillosa, si ése no es el germen, el inicio de la relación de los chicos con la literatura, qué lo sería?); María del Carmen Giuliano, narradora de Chivilcoy donde muchos la conocen como “la que le lleva el té a Laurito” (es la esposa del pediatra), quien armó una mini biblioteca en la sala de espera de su marido para que todos puedan leer, contadora de historias por donde se lo piden (ha contado hasta por teléfono en ocasión de que la homenajeada se encontraba enferma de varicela!), según sus decires “en la carnicería también”, trabaja también en la biblioteca, con la librera y los colegios. Y desde nuestro lugar en Acassuso, conté lo que venimos haciendo aquí: el ciclo “Los chicos también cuentan”, por el Club de Narradores de la Escuela 10 de Martínez culminó el segundo año consecutivo, de donde van saliendo camada tras camada de contadores de historias; las presentaciones de libros en las cuales les cedemos el espacio al escritor; privilegiando a los que son de la zona; las actividades que hacemos en colegios para la maratón de Lectura; las Jornadas de Actualización sobre Literatura Infantil que se armaron en la librería, gratuitas para docentes y biliotecarios, el 28 y 29 de septiembre, en fin, cada una fue aportando su granito de arena a la historia…

Celebramos la iniciativa de la Editorial La Bohemia, quien hace poco publicó el libro de Sandra Comino “Esto no es para vos”, palabras harto escuchadas en lo que se refiere a elecciones de lectura. Es importante tener un espacio para pensar, con todo el bombardeo de play-stations, notebooks, wiis y demás, qué tiene hoy para ofrecer el libro como objeto y nosotros como mediadores de lectura. Creo que hay cuerda para rato y no es sólo un voluntarismo: tal vez en 10 años el kindle le haya ganado la parada al papel, pero dudo que logre reemplazarlo totalmente.

Aprovecho la volada para desearles lo mejor para el año próximo y nos estamos viendo.

Share
Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Reencuentro con Borges de la mano de María Laura Amuchástegui

La excusa puede ser cualquiera. En el origen de una reunión digamos que literaria puede convivir el deseo de enseñar, de transmitir ideas del disertante y las ganas de aprender, de escuchar algo que no nos hayan dicho antes, de su audiencia.
Algo de eso se conjugó el jueves pasado en Tierra de Libros, cuando María Laura Amuchástegui, egresada de Letras, escritora y cordobesa, para más datos, comenzó a darle un marco conceptual al cuento/ensayo/crónica (difícil de encasillar) “El incivil maestro de ceremonias Kotsuké no Suké”, en “Historia universal de la infamia”. Primero nos habló de Buda y de sus enseñanzas, de la postura filosófica del budismo. Luego se metió con lo zen, y la relación entre el maestro y el discípulo. A quien suscribe ya le empezaron a resonar de otro modo algunos de los párrafos del cuento que a priori no hacían demasiado sentido. Pasamos por la figura del samurai, y palabras como “lealtad”, “causa justa”, “tolerancia” y “guerrero compasivo” se resignificaron.
Acto seguido entramos de lleno a trabajar en el texto de Borges y fuímos de revelación en revelación, de goce en goce.
Por ser esta experiencia altamente recomendable, sugiero a María Laura que vuelva a iluminarnos por lo menos una vez por mes con sus análisis precisos. De más está decirles que también sugiero la lectura de este cuento y que lo pongan en correlación con otros escritos de Borges, quien cual cinta de Moebius, se muerde la cola, vuelve a temas que están en su riñón como el tiempo, la simulación (a través del espejo) y la ironía sobre (casi) todo.

Share
Publicado en Borges, Budismo, María Laura Amuchástegui, Zen | 1 comentario

Presentación de “El cuerpo no calla”

A falta de fotos, buena es la tapa del libro de Marina, una mujer a quien a los 35 años le diagnosticaron Parkinson. Autobiografía novelada, autoexilio, angustia existencial ante la situación límite y reflexiones que ayudan a adaptarse y aceptarse como la propia Marina dice. Un viaje por la vida misma. Imposible no emocionarse. A 7 años de aquel día, Marina encontró en el camino además el oficio de escribir.

El lunes 22 de junio, puntualmente a las 19.30, se llevó a cabo la presentación de “El cuerpo no calla” en Tierra de Libros. Unas 30 personas nos acompañaron y el oficio me jugó una mala pasada. Un nudo en la garganta hizo imposible que contara las intertextualidades de los epígrafes, las elecciones de los títulos de los capítulos, las fotos que hacen juego y juegos al inicio de cada capítulo, en forma casi rigurosa, metódica aun cuando lo que se cuenta pueda surgir de un caos de pensamientos que van y vienen en el tiempo y en el espacio. Por el quiebre de mi voz preferí dejar que las imágenes hablaran por sí solas (la autora con su notebook y un proyector esperaba) y que la voz de Marina, como una letanía, nos desgranara cuadro a cuadro la historia de su vida. Antes, durante y después del Parkinson. Cuando encendi las luces, la audiencia tenía el aliento cortado. Luego vino el tiempo de las preguntas. Más recuperados todos, Marina contestó dudas, comentó planes y nos dio su testimonio el cual, sin duda, no tiene precio. Como siempre, nadie es perfecto. Brindamos con un Malbec a la salud (nunca mejor dicho) de todos pero nos olvidamos la cámara. Que quede como homenaje la tapa y contratapa de su libro, donde se ve una pintura de otro habitante del país del Parkinson que hizo a una mujer que bien podría ser Marina. Pero no lo es.

Share
Publicado en El cuerpo no calla, Marina Lassen, Parkinson | 2 comentarios